Remedio casero contra el acné

El remedio casero y natural que los expertos recomiendan son las mascarillas de tomate. Es un remedio rápido, barato y bastante eficaz. Sólo tienes que rayar un tomate y aplicarte el resultado en la cara. Luego, lo dejas actuar durante un cuarto de hora, más o menos, y te aclaras con abundante ate reseca la piel y la limpia, por lo que está súper indicado para los granitos. Aún así, el acné es un problema que no sólo se soluciona con cremas o mascarillas. Un dieta adecuada y un tratamiento personalizado a través del especialista son el mejor método para combatirlo.